AFILIADOS ELITE 31/120

City of Delusion RPG Fruit of the poisonous tree
Ashley  photo NX3LDyI.jpg



Vane, Erik J.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Erik J. Vane el Mar Sep 16, 2014 10:31 pm

ERIK JASPER VANE
23 Años
HETEROSEXUAL
ISAAC CAREW
PERSONALIDAD
Pese a que pueda parecer la oveja negra de los Vane ya que es el único que no ha seguido la línea de exitosos profesionales con estudios universitarios, Erik es uno de los más sencillos miembros del familión. No tiene aires de grandeza como sus hermanos mayores ni tampoco cree tener todo al alcance de la mano como los menores. Se ha esforzado prácticamente toda su vida por destacar en lo que hace y finalmente todo ese esfuerzo ha comenzado a dar sus frutos desde hace cerca de año y medio atrás. Algo parecido a la fama le ha llegado a la puerta pero él sigue siendo el mismo chico de siempre, ese con el que puedes compartir unas risas y hacer locuras sin importar lo que piense el resto, o que cada cosa que diga o haga pueda salir en todos los medios.

No brilla con luz propia, más bien siempre ha estado a la sombra de alguien más, actualmente, tras los más destacados guitarristas que posee su banda. ¿A quién le interesa el bajista, después de todo, si la cara visible tiene siempre seis cuerdas en la mano? A nadie, y a él no puede importarle menos. Valora su privacidad y el hecho que aún puede salir a la calle y volver de vacaciones a River island con total normalidad, tal como lo ha hecho durante prácticamente toda su vida.

Pese a que no es el primero en que la gente se fija sobre el escenario Erik es bastante llevado a sus ideas por lo que para hacerle cambiar de opinión hay que tener muy buenas razones, además de una lógica aplastante que derribe cada una de sus creencias. Es de aquellos que tienen tanto los pies como la cabeza bien puestos sobre la tierra y no se deja engatusar por nada ni nadie. Conoce sus habilidades, y por ende, tiene bastante claro qué es lo que puede o no conseguir con ellas, no es necesario que se lo diga alguien más.

Existen pocas cosas en el mundo que se toma tanto o más en serio que la música, usualmente es de los que finge escuchar los problemas existenciales de los demás o cualquier cosa que estos tengan que decir, pero si luego le preguntas algo no tiene idea de absolutamente nada pues se ha pasado los últimos minutos pensando en los arreglos de una canción o en que debe cambiarle las cuerdas al bajo. ¿Déficit atencional? Para nada, solo tiene cosas más interesantes en las que pensar que en los problemas del resto, suficiente tiene con los propios y los de su extensa y excéntrica familia.

Egoísta por naturaleza, cuida lo suyo casi con la vida. Para Erik su familia y sus amigos son parte vital de su existencia por lo que intenta dejar de lado esa parte despreocupada de su carácter para ponerles, quizás, algo más de atención de la que merecen. Lo cierto es que en su círculo hay de todo, y el hecho de que sepa congeniar con cada uno de sus miembros ya debería considerarse como todo un milagro. Por esas razones, se considera a sí mismo como una persona bastante tolerante aunque muy en el fondo sabe que esa tolerancia es bastante escasa y que se acaba casi tan rápido como se extingue su paciencia.

Amigo ocasional de las tan famosas pastillas de la felicidad, no duda en conseguir un par si tiene ganas de desconectar de todo. Por fortuna ha sido capaz de no caer en el vicio como muchos otros de sus colegas, a pesar de lo que puedan pensar muchos, para él es demasiado importante su futuro y sabe que si se sobrepasa con ciertas cosas todo se irá a la basura.
HISTORIA
Oriundo de River Island, Erik es el decimotercer nieto del tan famoso fundador del club de yates de la isla, cuya familia es una de las más numerosas de toda la zona. Ocho hijos y veintitrés nietos, todos y cada uno de ellos particularmente distinto al otro.

Erik es hijo del medio del menor de los hijos de Patrick, Aaron, quien contrajo matrimonio con una exitosa abogada tan solo un par de años luego de acabar sus estudios de arquitectura en Londres. A pesar de que tenían un futuro asegurado en la capital Inglesa el matrimonio regresó a la isla durante cada uno de los embarazos de Emma, es por eso que tanto Erik como sus cuatro hermanos nacieron allí y prácticamente han pasado cada verano desde entonces en los alrededores, fingiendo que meses más tarde no debían volver a sus obligaciones unos cuántos kilómetros a la distancia. El resto del clan Vane también tiene una historia parecida, todos, en resumidas cuentas, pasan al menos un par de semanas cada verano en la gran casa de la playa de su abuelo, es la tradición familiar.

Debido a la situación socio económica de su familia a los Vane nunca les faltó nada, asistieron a buenos colegios y, una vez fueron acabando su educación secundaria todos y cada uno de ellos ingresaron a universidades de prestigio. Todos incluso el mismo Erik quien se matriculó en negocios internacionales solo para desertar un año después. Lo suyo nunca fueron los negocios, ni las matemáticas, ni la economía, ni absolutamente nada que su familia considerara digno de ejercer para seguir aumentando las arcas personales. No, lo suyo siempre había sido la música y eso, a sus recién cumplidos veintitrés años de vida, les ha quedado bastante claro a todos.

A la edad de seis años fue cuando descubrió su amor por el cello y a los ocho, su madre le inscribió en el conservatorio Londinense para que explotara al máximo su habilidad con aquellas cuatro cuerdas. Era bueno, mejor de lo que cualquiera habría creído o esperado, pero al llegar la adolescencia su gusto por la música clásica fue transformándose en no más que eso, un simple hobby que no le proporcionaba la misma satisfacción que un par de riffs en la guitarra de su hermano mayor. No le fue difícil mutar de un instrumento de cuatro a seis cuerdas, pero a los catorce, compró un bajo de segunda mano por internet y desde entonces no ha dejado de lado aquel instrumento; lo considera casi como una extremidad más.

Su afición por el bajo fue tal, que cuando uno de sus compañeros de instituto le propuso formar una banda no dudó un instante en comprometerse con el proyecto. No fue tarea fácil, a veces el dinero no es capaz de comprar la aprobación de sus propios padres por lo que a base de esfuerzo personal cada uno de los miembros de la banda fue aportando lo suyo para que, bastantes años más tarde, grabaran su primer demo. Sorprendentemente salió mejor de lo que esperaban y pasaron de tocar en el garaje mientras cada uno intentaba sobrevivir a su primer año de universidad, a un bar cerca del Piccadilly Circus. Allí, a un paso de la fama, fueron descubiertos por un cazatalentos que más tarde les consiguió un contrato con una famosa disquera. De eso hará un año y medio y, desde entonces, la vida de todos los integrantes de Rotten Rooftops ha cambiado drásticamente, menos la suya. Continúa siendo el mismo tipo de siempre solo que ahora la gente le saluda en la calle, debe sacarse un par de fotos con una que otra chica de vez en cuando y ya está.

Bitcha© RI


_________________
....
Masculino

Localización : River Island.

Mensajes : 3

Fecha de inscripción : 16/09/2014

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Cody D. Moriarty el Miér Sep 17, 2014 2:51 am

Ficha aceptada
Wow, Erik si que es un buen personaje, quiero saber mucho más de él¡Bienvenido!

_________________

I'm not
Afraid
Femenino

Localización : Floating in a cloud

Humor : Very Happy

Mensajes : 33

Fecha de inscripción : 30/08/2014

Ver perfil de usuario
avatar
supercalifragilistico espialidoso

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.